Recupera el asombro: nutrir nuestro niño interior

Blog_RecuperaAsombro

Desde muy niña empecé a tomarme la vida muy en serio, tan en serio que siempre creía que me iba a morir. Lo anterior me provocaba ataques de pánico continuamente, generando una separación muy temprana con mi niña interior. El exceso de control y de cuidado de mi vida me hizo olvidar de las cosas que más disfrutaba, de maravillarme de lo que podía hacer y lo que pasaba a mi alrededor… ¡todo era peligroso! Empiezo por mi historia porque todo lo que puedo compartir y aportar en procesos de sanación del niño interior parten de lo que he vivido y he logrado transformar en mi ser.

hiding-1209131_1920

Así como a mí me sucedió, a la mayoría nos llega el momento en el que la vida se convierte en una cantidad de tareas, metas, exigencias, etc. que nos van convirtiendo en adultos serios y responsables, características que se cree garantizan el éxito en la vida. Sin embargo, ante este exceso de seriedad, se genera una ruptura con el ser y vamos perdiendo nuestra capacidad de asombro.

paper-3139127_1920

Cuando somos niños, ¡todo nos asombra! Estamos en una etapa de descubrimiento, de fantasía, todo se nos hace grande, colorido, magnífico; todo es apto para el juego, la aventura, la fantasía, para soñar y crear. Nos asombramos de nuestra capacidad de hacer tantas cosas con nuestro cuerpo, nos imaginamos que hacemos lo imposible, volamos, saltamos, corremos sin límite y apreciamos eso que logramos ser. Asombrarnos nos conecta con la belleza de la vida, con lo que realmente nos importa y nos permite encontrar el camino para nutrir nuestro niño interior. Al conectar con nuestro niño interior, estamos conectando con nuestra esencia, nuestro ser.

picking-flowers-2432972_1920

Recupera el asombro, descubre el mundo que te rodea y tu mundo interior

● Mira todo lo que pasa a tu alrededor: lo grande, lo pequeño, disfruta del cielo, el clima, conecta con la naturaleza.
● Conecta tu mirada con otras miradas, tu sonrisa con otras sonrisas, abraza, besa, afina tu escucha.
● Descubre las emociones, qué te dicen, qué te enseñan.
● Canta, baila, pinta, crea todo lo que puedas libre de juicios.
● Escucha tus dones, esos que te hacen querer compartir con el mundo quién eres ¡y hazlo! ¡No dejes que nos perdamos de ti!
● Aprende algo nuevo desde el juego, permítete otras formas de aprender.
● Escucha tu cuerpo, qué necesita, cuáles son sus límites, sus desafíos, sus retos.

noah-silliman-107988-unsplash

Y la lista puede continuar… esto fue lo que me permitió empezar a darme cuenta que mi mirada del mundo me estaba llevando a no querer vivir esa vida. Recuperar el asombro me permitió volver a soñar, a imaginar una vida posible, mágica; me permitió darme cuenta que sí podía traer de nuevo a mi niña interior a mi vida y desde ahí pude crear un mundo que me generaba confianza. El miedo pasó a cuidarme en lugar de dominarme.

Espero que mi experiencia te sirva para conectar con tu niña interior.

Con cariño,

Natalia Duque, #MujerMedicina, Coach ontológico y profesora de yoga en www.nataliaduque.life

coach@nataliaduque.life

Comentarios

Comentarios